Archivos Mensuales: marzo 2013

El barco ebrio:Vallejo entre lo triste americano y un boulevard de París

Por navegantes

La vida puede ser también un barco, con los peligros del mar, el arrojo de marineros y el deseo de llegar a tierra firme, estabilidad, tranquilidad. Quienes aman las aventuras literarias, y desean navegar entre versos y prosas, pueden montar a este barco ebrio de creación, al menos eso pretendemos. Dos amigos, enamorados de autores de antaño y contemporáneos, tomamos el timón en este inicio. Queremos que muchos se sumen. La proa apuntará a cualquier lugar, a cualquier escritor con suficiente calidad. La fama puede trazar la ruta, empero no siempre. Poemas inmensos están presos en páginas olvidadas que deseamos revivir. La cita es cada jueves.

Llega a este barco César Vallejo. Y la travesía es dura, cargada de tropiezos y mareas altas que amenazan con naufragar la embarcación. Para suerte de Vallejo y nuestra, todavía quedan muchas Islas para salvarse. Aunque sea un barco ebrio como este. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Vestigios Hemingway (I)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Ernest HemingwayConocer sobre su vida es un reto para mí. Una vez pensé que con saber dónde nació un hombre, con quién se relacionó y cómo murió, era suficiente. Pero, en esta ocasión, no sucedió así.

Durante mi infancia sólo sabía de Hemingway que era estadounidense, Premio Nobel de Literatura en 1954, y que había vivido parte de su vida en Cuba, donde escribió la noveleta El viejo y el mar. Empero,cuando escuché sobre su vida aventurera, sus amores y la búsqueda incesante de la perfección, la pasión por la pesca, el boxeo, el rugby y la disposición constante de ayudar a otros pueblos, sentí deseos inmensos de acercarme a su quehacer literario y periodístico. Como verdadero polilla, que come con los ojos, devoré en unos días el relato sobre el viejo pescador Santiago, también Adiós a las Armas, Por quien doblan las campanas y El gran río azul. Sin embargo, me quedé con hambre de más de esas historias tan reales y ennoblecedoras reflejadas en hojas que por suerte nunca estarán vacías. Lee el resto de esta entrada

El barco ebrio (I)

Por navegantes

Barco de poesía y creación.

Barco de poesía y creación.

La vida puede ser también un barco, con los peligros del mar, el arrojo de marineros y el deseo de llegar a tierra firme, estabilidad, tranquilidad. Quienes aman las aventuras literarias, y desean navegar entre versos y prosas, pueden montar a este barco ebrio de creación, al menos eso pretendemos. Dos amigos, enamorados de autores de antaño y contemporáneos, tomamos el timón en este inicio. Queremos que muchos se sumen. La proa apuntará a cualquier lugar, a cualquier escritor con suficiente calidad. La fama puede trazar la ruta, empero no siempre. Poemas inmensos están presos en páginas olvidadas que deseamos revivir. La cita es cada jueves.

En Holguín, una ciudad “maldita de poetas”, que se extiende pero no acaba de abrirse al mar, nace este espacio para compartir versos, y difundir la obra de lo mejor de la poesía universal. Doblemente difícil el empeño. Lee el resto de esta entrada

Más que poeta (III)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

A veces, los biógrafos son demasiado egocéntricos. Quieren proyectar sus pasiones, sus sueños y hasta sus resquemores en los objetos de estudio. También suelen encerrar las obras literarias en conceptos, en esquematismos, en la rigidez de definiciones teóricas Y eso casi siempre resulta fallido.

Ahora que leí el Epistolario…, que conozco más la obra de Heredia y en especial su vida, sus temores, cuánto sufrió lejos de la familia, cuánto significó la pérdida temprana de su padre. Ahora que sé más de su compromiso patriótico, de su lucha contra la tuberculosis, de las incomprensiones al final de su vida. Ahora, ahora…me pregunto si es correcto encasillarlo dentro del Romanticismo. Uno de nuestros males proviene de encarcelar la obra de los artistas en un epígrafe cualquiera. Eso es un riesgo. Es como desbrozar un monte. A veces, no comprendemos que las expresiones “en ocasiones”, “tal vez” sostienen más que los edificios. La clasificación rígida es un arma de doble filo. Quizá lo más recomendable es que cada quien se acerque a sus escritos, los disfrute, y luego tenga sus propios criterios. Lee el resto de esta entrada

Estilo: Ser de ser

Por Grethell Cuenca Durán, colega de la Universidad de Holguín

máquina de escribir

Rubén Rodríguez nos guía en la búsqueda del estilo

El propio término estilo dificulta su definición por los numerosos sentidos en que se emplea. Hablamos constantemente de un estilo de vida, de moda, de corte de pelo, estilo de un escritor, de un movimiento literario. El uso propio y único de tus opciones, de tu caja de herramientas, caracterizará cada uno de ellos. En el caso del periodismo y la literatura, la manera en que utilizamos el lenguaje, distingue tu obra del resto.  Lee el resto de esta entrada

Día de la Prensa: Felicidades futuros colegas

Día de la Prensa: Felicidades futuros colegas

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

periodismoEl 14 de marzo la prensa cubana está de fiesta. La fecha es motivo de felicitaciones, homenajes, recuentos y compromisos.

Reporteros, editores, diseñadores, correctores y demás trabajadores de los medios de comunicación, rememoran el nacimiento de ese importante soldado de la Guerra Necesaria, que fue el periódico Patria, en aquella jornada gloriosa de 1892.

Recuerdo mis primeros días en las redacciones del semanario La Demajagua, Radio Bayamo y la corresponsalía de televisión en Media Luna. Lee el resto de esta entrada

Charles Bukowski: Consejos en versos

Charles Bukowski fue excelente poeta y narrador. Aquí van algunos de sus versos, consejos para ser un gran escritor. Usted, los toma o los deja. La decisión es suya, empero nunca se rinda en la búsqueda de sueños. Lee el resto de esta entrada

Más que poeta (II)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

Las cartas de Heredia dirigidas a su madre, Merced, irradian amor. Muchas fueron escritas desde Nueva York, México, desde geografías lejanas que le mantenían triste el alma; casi todas comienzan con la expresión Amadísima madre de mi corazón, y, aunque mantienen el tono amoroso, no incluyen numerosos adjetivos, metáforas, ni otros recursos literarios, sólo algunos de muy fácil comprensión.

En la misiva del 17 de enero de 1824, en Nueva York, escribió inútil es manifestar a mi madre la ansiedad con que espero noticias de su salud, y de mis queridas hermanas (…) Disponga usted del tierno amor de su hijo (…) Sea tan feliz como lo pide a Dios su amadísimo hijo. Lee el resto de esta entrada

Mujeres

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Ustedes adornan el ambiente de calles y avenidas, pasillos y aulas, centros laborales y peñas literarias. Nos roban besos, pedazos de alma, travesuras y locos detalles, para llenar nuestros corazones de recuerdos imborrables.

A veces, tus encantos nos paralizan, y el conductor del carro nos dice “vamos, vamos, caminen hacia atrás”, y nosotros no podemos, porque estamos embelesados, embobecidos, atrapados por tu hermosura. Lee el resto de esta entrada

A un amigo

Un amigo entrañable me envió este poema de Jorge Luis Borges. Su lectura fue bastante rara, cada verso me remitió a sucesos actuales, pasados, a la tristeza de personas queridas, de pueblos, de continentes, al apoyo y amor que hermanan. Como Borges, escribo: “Gracias por ser mi amigo”, de todos. Ahora comparto los versos con ustedes. Lee el resto de esta entrada

El frenesí de la irreverencia (I)

 Por YASEL TOLEDO GARNACHE
clip image002

El tren de la Cruz Roja atravesando un pueblo

Queremos combatir con furor la religión fanática, inconsciente y “snob” del pasado, alimentada por la nefasta existencia de los museos. Nos rebelamos contra la estúpida admiración por los viejos cuadros, las viejas estatuas, los viejos objetos; contra el entusiasmo por todo lo apolillado, mugriento y corroído por el tiempo, y juzgamos injusto y criminal el desprecio habitual por todo lo que es joven, nuevo, lleno de vida.  (Manifiesto de los primeros futuristas en 1910)

El futurismo fue torbellino que intentó borrar lo tradicional en el arte, enemigo del academicismo, de los museos, de las representaciones clásicas. Pretendía romper con el pasado e imponer el espíritu dinámico, el frenesí de la técnica y la vida moderna. Movimiento de manifiestos e irreverencias, lleno de arrojo y atrevimiento: gracias a nosotros llegará un momento en que la vida no será una simple cuestión de pan y trabajo, ni tampoco de ociosidad, sino una obra de arte, alcohol y no bálsamo[1].

¿En verdad, lograron tanta trascendencia? ¿Acaso todo fue bullicio, saltos sin paracaídas? ¿La calidad de sus obras se correspondía con el tono de los discursos? Eso lo analizaremos más adelante, aunque resalto, desde el inicio, que todo intento de renovación artística es favorable. Lee el resto de esta entrada

Un Conde en pueblo pequeño (II)

 Por YASEL TOLEDO GARNACHE 
Conde ama a la literatura, al cigarro y al café. La mezcla no es extraña

Conde ama a la literatura, al cigarro y al café. La mezcla no es extraña

Lo veía desandar por las callejuelas empolvadas de Media Luna. Su quijotesca figura pasaba desapercibida. Parecía un caballero sin armadura que luchaba contra problemas cotidianos. Pocas veces lo vi sonreír, y eso me llamaba la atención.

Durante aquellos años adolescentes, poemas de un escritor local me cautivaban en los atardeceres. Hablaban del poblado con centro en su gente, de amores, tristezas, nostalgias, desencuentros. Su autor: Andrés Conde Vázquez, el mismo señor de las andanzas diurnas. Yo no lo sabía. Alguien me lo presentó, y nació la amistad. Ahora sé de su ruidosa sonrisa, amor por el cigarro, el café y los vecinos, de su preocupación por la superación personal y de los amigos. Lee el resto de esta entrada

Hugo Chávez no ha muerto

 Por YASEL TOLEDO GARNACHE
Chávez es símbolo de Venezuela y América Latina

Chávez es símbolo de Venezuela y América Latina

Nos callamos. Sólo el silencio habló. La noticia parecía increíble: Hugo Rafael Chávez Frías había muerto, a las 4 y 25 de la tarde. Más allá de su enfermedad, de lo delicado de su estado de salud, confiábamos en la recuperación, en verlo nuevamente al frente de los venezolanos, de proyectos latinoamericanistas.

Nicolás Maduro estaba en la pantalla del televisor. Desde que vimos la expresión de su rostro, la solemnidad del momento, imaginamos la desgracia. El Vicepresidente Ejecutivo dijo: “Este es un dolor inmenso y una tragedia histórica que hoy toca a esta patria. Comandante, donde esté usted: gracias, mil veces gracias, de parte de este pueblo que usted protegió, al que nunca le falló. Sólo cabe la comprensión y el respeto a los ideales más grandes de paz que usted perseguía”.

Así lo sentimos nosotros acá. Chávez no es sólo de Venezuela, sino de Cuba, de América Latina, del mundo. Lee el resto de esta entrada

Noche de grabación

     


Por Erian Peña Pupo, colega de la Universidad de Holguín

Un señor subió a regañarnos. Y no jugábamos con el carro fúnebre, ni con las rosas del camposanto. Mucho menos rayábamos la tumba del mártir de aquel lugar. Aquí no hay rosas, ni esto es un cementerio. Aunque la mirada del fundador nos observe desde una reproducción de mal gusto en la pared. De saco y corbata, con el micrófono en la mano. Micrófonos de los años 50. Y el cuadro observa. Pero no habla. Quizá antes habló, pero la ausencia de los años terminó por callarlo. Lee el resto de esta entrada

Un Conde en pueblo pequeño (I)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Quienes me conocen saben de mi amor a Media Luna, poblado con el encanto de la quietud y los amigos, con la unión de las brisas del mar y el aire de las lomas, sitio de tradición y algo de contemporaneidad.

Quienes me conocen saben de mi admiración a Andrés Conde, indiscutible decano de los poetas en aquel lugar, hombre de hablar pausado, amante del café y los cigarros. Su andar quijotesco convierte cada segundo de su vida en murmullo melodioso de quietud, con ecos en estrofas inevitables. Aquí les brindo la primera parte de uno de sus poemas. Lee el resto de esta entrada

Muerte

No quiero mi muerte,
no arregla el mundo,
no arregla lo mío,
no arregla el temor
no arregla la vida,
no arregla la angustia.
Muerte, no nos salves de nada.