La Organización de los jóvenes

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

JóvenesIntegrantes de la Unión de Jóvenes Comunistas dicen tener dolores de cabeza y alergias ante cualquier actividad productiva o reunión.

Según Aurora de la Peña, fundadora de la UJC en la antigua provincia de Oriente, en los primeros años de la Revolución, el joven que acumulara mil horas de trabajo voluntario era homenajeado con un sello. No se le daba ni merienda ni jaba; pero, para él, ese sello era más que un reconocimiento.
Pertenecer a la UJC era un enorme privilegio y requería sacrificios. Sin embargo, centenares de personas se esmeraban, deseosas de portar un carné de militante.
Las anécdotas de los fundadores de la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) son emocionantes. En aquella época se enarbolaron lemas como: “AJR pa´lante y pa´lante y al que no le guste que tome purgante”. Esa vez, Fidel llamó la atención, pues no se podía ser tan radical.

No digo que debamos actuar igual que nuestra generación precedente, pues las condiciones histórica-sociales no son las mismas. Pero debemos desterrar las excusas ante el incumplimiento de tareas y dar el paso al frente cuando sea necesario. Hay que decir: “Voy yo”, sin necesidad de ser señalado.
La generación de los años ’60 estuvo muy dispuesta y consagrada y a nosotros nos corresponde ser igual de incondicionales. No se trata de ser “come candelas”, como dicen algunos.

Comprendamos que nuestra mayor labor es en el campo político, la siembra de nosotros es la de viandas ideológicas, pero también de las otras, de las que se comen.

La apatía ante las tareas encomendadas debe desaparecer. Resulta necesario el rescate de la memoria histórica del movimiento comunista y la realización de charlas con antiguos dirigentes. Así escucharíamos relatos y comentarios con la emotividad que ningún libro transmite.

Los militantes debemos sentir orgullo de nuestro carné. No podemos contaminar los oídos con la primera “bola” que escuchemos en la calle ni dejarnos confundir por un confundido; tampoco hablaremos por detrás lo que  no decimos de frente. Ante nosotros, nadie puede vestirse de revisionista para criticar a la Revolución con un pie dentro y el otro fuera de esta Isla.

 

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Vicepresidente nacional de la Asociación Hermanos Saíz. Fue subdirector editorial de la Agencia Cubana de Noticias. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. En twitter: @yaseltoledo10. En Instagram: YaselToledoGarnache. En Youtube: Mira Joven (Cuba). E-mail:yasegarnache@gmail.com

Publicado el 13 de febrero de 2013 en Comentarios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Así es, a veces nos consumimos pensando que la UJC es solo para los “come candelas”, y aún siendo militantes, nos conformamos con criticar lo que otros hacen, sin pensar en la mejor manera de aportar.
    La UJC es una organización juvenil, pero no es privativa para militantes, porque también tiene responsabilidad con todos los jóvenes cubanos, a quienes nos toca contribuir desde nuestro ejemplo personal, seamos o no comunistas.

  2. Coincido plenamente con lo expresado. Hoy en día casi que ser militante de la juventud es casi como mal visto, y ser militante del partido es algo peor para algunos. Creo que en la medida que nosotros los militantes seamos capaces de desterrar métodos anticuados y que cambiemos la idea de que “la UJC es solo para reunirse y cotizar”.

    Interesante artículo Yasel

  3. teresa Santos Rodríguez

    Yasel te felicito porque aunque no fui de AJR si de la UJC, esa que no tenía domingos libres, que donabamos días de las vacaciones para ir a la agricultura, de la que pasabamos horas de reuniones y haciamos planes de trabajos con actividades en todas las esferas de la vida, y prácticamente muchas tareas administrativas que eran difíciles las tomabamos como de choques.Afirmo que la principal formadora de mis valores fue la UJC, y estoy orgullosa de eso, no eramos perfectos pero teníamos responsabilidad, espíritu de sacrificio.Te confiezo que yo muchas veces me pregunto que está pasando, de quién es la culpa, y me parece que para buscar las respuestas y para cambiar la realidad sería bueno aplicar la ciencia.Ah felicidades por los premios en la Jornada Científica Estudiantil de la Facultad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: