En cada pedacito de la emisora, ahí estaré…

Por Erian Peña Pupo
Foto: Pablo Galafat

No puedo escribir de Vilma Pérez de Aguiar como de
cualquier otro entrevistado, pues tanta admiración hacia
ella me impide hacerlo con toda la objetividad
periodística.

No recuerdo exactamente cuándo la conocí. Fue en el café
Tres Lucías, de la mano de otro necesario, el promotor
cultural Joaquín Osorio. De esa ocasión, después de
percatarme que Vilma esuna de las mujeres más
elegantes que recorren nuestras calles, lo primero que me
llega a la mente es la fuerza de sus manos y la sonrisa
cómplice de cada mirada.

Hace mucho le debía esta entrevista. Quería grabar lo que
habíamos hablado en varias ocasiones, pero la rutina me
impedía visitar la “casa de papel”, como le decimos los
amigos a su apartamento, y le expresaba: “Pronto, Vilma,
pronto iré”.

Pero una de estas mañanas de julio nos aparecimos a
cumplir la vieja deuda. Allí, en el cuarto piso de uno de
los edificios del reparto Nuevo Holguín, y entre pequeños
tragos de ron y añoranzas por tiempos que no han de
volver, comenzó la historia de esta entrevista.

“En realidad me llamo Vilma Idelisa Pérez Anazco, Aguiar
es mi apellido artístico. Nací el 14 de febrero de 1927,
aquí en Holguín, por lo que soy holguinera completamente.
Imagínate, qué privilegio para los enamorados, celebran su
fecha el mismo día de mi cumpleaños; yo era pequeñita,
pero recuerdo cuando me preguntaron si estaba de acuerdo,
y yo respondí que sí, cómo no estarlo”, comenta sonriendo,
“pues siempre he sido así, bromista “.

“Mis padres eran Cándido Pérez Anazco e Inocencia Anazco y
vivíamos en lo que comenzaba a ser el reparto Pueblo
Nuevo. De esa época recuerdo que la vida era muy agradable
y tranquila; salíamos un grupo de amigas al parque, al
cine, al teatro…”

“Llegué al ambiente de la radio, que es parte de mi vida o
la vida entera, cuando cursaba los primeros estudios.
Tenía…, te puedes imaginar, por la edad que tengo ahora;
era chiquitica. Nos llevaron a la CMKF donde recité un
poema de José Martí, A mi madre querida: “Madre querida,
madre del alma…” en el programa El abuelito y sus nietos,
y así empecé en la radio”.

“Luego seguí vinculándome por las actividades del colegio,
teníamos trece o catorce años. Pero fue en 1941 cuando
llegué definitivamente a la CMKO, llevada por Celina
Toranzo y Haydee Lavernia, dos personas muy queridas en
ese ambiente juvenil que teníamos entonces. Ahí conocí a
Manuel Angulo Farrán y recité; entonces ellas me llevaron
a la CMKF y también recité ese día, y creo que a partir de
aquel momento se quedó Vilma en ese ambiente, pues cuando
no era en la CMKF, hacíamos algo en la CMKO, bajo el calor
y estímulo de Angulo”.

“Cuando nació el cuadro dramático éramos un grupo de
amigos que le tomamos amor a esas actividades, pero luego
creció el dramático; después surgió Radio Holguín en 1951,
y bueno, hasta hoy…”

“Entre las cosas que no olvido está el programa Mensajes
para su hogar, yo misma lo escribía, preparaba y daba
vida, llegó a durar diez años. También La Holguinera, un
dramático de los ´50, El tránsito y usted, Hablando de
Cultura y Domingo Lírico, con mi siempre querido Raúl
Camayd”.

“Aunque si me quedo con uno prefiero el infantil Fiesta de
colores, del que fui fundadora y por el que me recuerdan
muchas personas. Los niños son mi mundo, llego a ellos
porque los siento míos. Tengo tres o cuatro canciones que
hice con el corazón:”Dame la mano, mi niño; dame la mano,
mi amor, que cuando andamos por la calle hay que tener
precaución”.

“Entonces llegó una orden para jubilar a las personas que
llevábamos mucho tiempo en la radio, fue un duro golpe,
pues aun muchos estábamos en plenas capacidades y la radio
es mi vida…, aunque la CMKO sigue siendo mi casa grande y
ellos son mis muchachos y las muchachitas, mis
muchachitas…”
Vilma tuvo dos hijos con su esposo Justo Aguiar Suñol:
Dulce Inocencia, profesora de Ballet, y Justo, arquitecto
del Proyecto Imagen y Premio de la Ciudad. Rodeada de
recuerdos prefiere no hablar de cosas tristes, pero no
puede evitar las lágrimas por los familiares y amigos que
ya no están: Celina, Haydee, Justo, el Maestro Camayd, su
“hermana Lalita Curbelo” y Angulo Farrán, “Manolo, aquella
persona maravillosa, atenta, hombre que todo lo hacía para
entregárselo al pueblo y jamás mereció un final tan
triste, indignante para el pueblo holguinero”.

Vive entre papeles, fotos, revistas, recortes de prensa,
libros, desde las Obras Completas de Martí y el Che,
Guanche, Gorki, la Loynaz, Lorca… hasta completar cientos
de textos; ahí está, sin dudas, parte de nuestra historia,
materiales ideales para la creación de un museo de la
radio holguinera, uno de los sueños de Vilma. Esa es su
“casa de papel”, donde cuelgan muchas distinciones y
reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional de la
Radio, Por la Obra de Toda la Vida, en el 2006. ”No lo
creía, por poco me mata, me muero del corazón, cómo me iba
a imaginar semejante cosa, extraordinaria, linda,
maravillosa”.

“El cariño del pueblo es lo más importante para un
artista, pues sale del corazón y yo lo menos que puedo
hacer es querer al pueblo, ya que no tengo cómo pagarle,
aunque eso no se paga, sencillamente no se paga, el es mi
gran familia…no puedo negarle mi gratitud a la vida que me
ha dado tanto”.

“Sobre la radio actual creo que el futuro está en nuestros
jóvenes realizadores. Un programa necesita calor, si no no
llega a ninguna parte, y eso lleva tiempo y sacrificio; es
mejor sacrificarse un poco y que las cosas salgan como
deben salir, pensando siempre en el oyente, que es nuestra
meta.”

“Hoy, aunque me duelen las piernas de vez en cuando, no
puedo dejar de ir a los lugares que me dan vida. Me digo,
voy a salir, y salgo; por lo menos me mantengo con deseos
de vivir. No puedo dejar mi mundo, la radio, ese es mi
mundo, en cada pedacito de ella, de la emisora, está
Vilma, siempre lo estará”.

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 26 de noviembre de 2012 en Entrevistas y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: