Manchas con drama

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Muchos hablan de una profunda crisis de valores que desde los `80 se siente en buena parte del mundo. En Cuba, tiene matices propios de su panorama sociocultural, pues la década de los noventa con sus “peculiares” características económicas acentuó el fenómeno.

Es fácil criticar al eslabón más visible, los jóvenes, que por lo general actuamos siguiendo pautas culturales y patrones que la sociedad nos impone.

Para algunos, parecería un fenómeno simple, de solución al alcance de manuales académicos y disquisiciones teóricas, sin embargo no es así. Las comparaciones tampoco son favorables.

Imagino a un caballero medieval en el siglo XXI, o mejor lo visualizo en nuestra geografía, en una de las tantas e interminables colas, lidiando con toda una fauna de procedencia postmoderna: quien se cuela y luego te ofende con los términos más agresivos del “DRAE callejero”, el “especialista en todo” que te atormenta hasta al cansancio con la solución de problemas reales o ficticios.

Un estudiante universitario, casi al graduarse aprovecha al máximo los minutos que aún lo alejan de preocupaciones ahora ajenas: lograr que el sueldo alcance para alimentar a su familia, comprarle zapatos al hijo, regalarle el último jean a la hija, porque ella merece estar a la moda.

La axiología en la contemporaneidad tendrá que reajustar su objeto de estudio. Es una reflexión, cargada no de profundidad teórica sino de parodia a nuestro tiempo, en el cual un muchacho honrado, inteligente, cortés, –alguien diría digno de una biografía- sería casi un extraterrestre, observado por caras atónitas ante semejante comportamiento. Todavía existen algunos así, pero cada día son menos.

Ni los mejores escritores y directores de cine, teatro y televisión podrían concebir una obra donde las tecnologías, la industria cultural, el pragmatismo, la globalización neoliberal, el mensaje hegemónico de los centros de poder y el Positivismo causaran tanto daño a la espiritualidad de las personas.

Esa tragedia la vivimos casi todos, a veces de forma inconsciente, pues el hábito de preferir a un amigo con carro Toyota, pulóver Adidas, zapatillas Nike y bicicleta montañesa antes que a otro con auto sin gomas, camisa guayabera o “Made in house” y botas industriales se extiende, aunque no queramos admitirlo.

La respuesta no parece fácil, aunque definitivamente más allá de paradigmas teóricos y modelos cognoscitivos, el hombre debe apelar a la sensibilidad, y jamás creerse que está en una selva contemporánea. Cada quien debe comprender que los valores y hermosura espiritual es lo que perdura y nos hace especiales.

 

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 21 de noviembre de 2012 en Comentarios y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: