Las venas abiertas de Cuba: Quijote vs molinos

Por Heberto Alexander García Feria, colega de la universidad de Holguín

Inmerso en una ola de trabajo intelectual, con banda sonora incluida, y tras la espera a la palabra exacta en mi aventura de tesis, la voz anuncia ¨hay tanta miseria en un trozo de pan¨, y me pongo a reflexionar desde ¨las venas abiertas de Cuba¨, y disculpe Eduardo Galeano.

La insularidad se nos presenta cara, aunque quizás eso sea lo hermosamente dramático: luchar el pan cual búsqueda del santo grial. En los últimos tiempos las cosas toman nuevos rumbos, ahora todo se resuelve a puro golpe emigrante. ¿Qué será de Cuba? Al parecer necesitaremos fuerza inteligente de galaxia aún no conocida que habite esta porción de tierra.

Y me parece que soy un extraño, que no sin tropiezos y vicisitudes, pone pie firme en esta isla descubierta por cierto almirante genovés, de cuyo nombre no quiero acordarme.

Al instante la pupila insomne de Mella y Villena, acarician mi nostalgia y me recuerdan que la mecha siempre la prenden los jóvenes: ¨ya es tiempo¨ ese parece el sususurro del último poema de Villena al oído de una juventud que no ha encontrado vías de expresión legítimas.

No importan los aullidos de lobos ortodoxos que parecen vivir en un país distinto al mío, y donde según su particular versión estamos cercanos a un paraíso tropical en este caso. Quizás desde la “altura de un carro” y en la inmersión hacia los informes -o lo que es lo mismo panfletos- estatales, o en las decadentes noticias nacionales, desde cualquiera de sus medios que no parecen salvarse del “noticidio”, la lectura de nuestra realidad pasa por las oscuras y conocidas fuerzas del mal: bloqueo económico de imperio despiadado a pequeña isla, crisis económica planetaria…

La utopía un día posible, hoy es dogma, palabra repetida y vacía, lugar común, verso de buen orador que dibuja las palabras a espaldas de la realidad social, de sus conflictos, de sus escaseces.

A la juventud solo le queda la trinchera, la denuncia, el combate, la mirada crítica y aguda al panorama nacional, desde la inclusión y el debate, nunca desde la unilateral posición que desde el “olimpo” gubernamental se impone.

Y perdonen el tono poético, que sabe por momentos a tragedia tercermundista sin salida. La palabra puede oler a súplica, aunque el texto es de reclamo.

Quijote ya divisa los molinos, incluido el burocratismo y otros males que todos conocemos, aunque algunos fingen que no.

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Subdirector editorial de la Agencia Cubana de Noticias. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. E-mail:yasegarnache@gmail.com

Publicado el 4 de junio de 2012 en Comentarios y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Esta es una preocupación de casi todos los que estamos próximos a graduarnos en cualquier parte de Cuba. Parece que los títulos universitarios serán sólo para sentir orgullo

  2. genial! no solo eso, hay instituciones donde al recibir al recién graduado tiene un pensamiento más o menos como este “tienes ganas de trabajar? ven , para quitártelas!”
    ¿Que puedes hacer con tu salario????además de tratar de comprar una carísima canasta básica….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: